Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


¡Viva Chile Mierda!

He recibido muchas criticas a mi postura de que el socialismo chileno, y no el populismo venezolano imitado por Evo Morales, es el modelo de desarrollo ejemplar para Latinoamérica. Las he leído con cuidado, pero no he cambiado de opinión. Sigo pensando que Evo Morales es un “gasodictador” y que ha comenzado muy mal su gestion. Sigo sosteniendo que hay otro modelo para defender los intereses nacionales y lograr el desarrollo y el modelo es simplemente Chile.

Primero la crítica a Evo Morales:

– Que le elijan Presidente no quiere decir que tenga el poder legislativo y judicial, sólo quiere decir que tiene poder ejecutivo con sus limitaciones.

– Es muy común en algunos nuevos líderes sudamericanos no aceptar estas limitaciones y querer acumular todos los poderes. Esto lo hacen poniendo jueces que no son realmente independientes y pasando decretos o saltándose directamente al poder Legislativo. Comportarse de esta manera no es democrático. Hay una gran correlación entre la inseguridad jurídica y el retraso económico y social. Evo Morales está transitando por ese camino al comenzar encarcelando ejecutivos y enviando al ejército a ocupar yacimientos y gasolineras.

– Evo Morales tiene todo el derecho de usar su limitado poder para tratar de que Bolivia consiga explotar sus recursos naturales en mejores condiciones que hasta ahora, pero optó por abusar del mismo. Bolivia puede y debe mejorar su situación, pero en el marco de sus leyes y el diálogo.

El pueblo boliviano es muy pobre y vive en condiciones muy tristes. Su situación es de las peores de Latinoamérica. Sin embargo, sabemos que el socialismo que ha funcionado en España y en Chile, el socialismo que yo apoyo, es el socialismo de mercado en el que el gobierno interviene como regulador y como redistribuidor del ingreso. El socialismo que no ha funcionado nunca es el socialismo/comunismo en el que el Estado se transforma en el productor principal de bienes y servicios y un dictador, o similar, controla el principal recurso exportador.

Al verme acusado de ser tan de derechas por apoyar el modelo chileno, sentí que muchos en Latinoamérica no conocen modelos exitosos y caen en extremos. Estos críticos sólo conocen la ultraderecha del neoliberalismo corrupto y ahora han decidido experimentar con el otro extremo, saltándose el modelo ganador que es el que está en el medio, el modelo que yo apoyo, el de Chile y que similar al del país donde vivo, España.

Cuando hablo de que Chile tiene que ser el modelo para Latinoamérica lo digo por experiencia propia. Mi fundación realizó el mismo proyecto, el proyecto Educar para conectar a estudiantes a internet y proveerles contenidos educativos, tanto en Argentina como en Chile. Educar tiene ya 6 años de desarrollo en ambos países y desde el año 2000 he podido observar desde Educar a los dos gobiernos. En Chile esto significó tratar sólo con el gobierno de Ricardo Lagos. En Argentina con los gobiernos de Fernando de la Rúa, de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner. En Chile realmente tuve poco que hacer. Una donación inicial, una serie de visitas a la Fundación Chile, que recibió mi donación y dirigió el proyecto Educar con un profesionalismo admirable, y luego visitar frecuentemente el portal y ver lo bien que iba. Durante alguna de estas visitas me tocó tratar con el senador Fernando Flores y les puedo decir que si este senador fuera clonable, Latinoamérica estaría en el primer mundo. Otro político admirable es el ex ministro de educación Sergio Bitar.

En mi querida Argentina, en cambio, los primeros 4 años de Educar fueron difícilisimos. Los gobiernos se hacen y destruyen, el país cambia de modelo económico, entra en la bancarrota, sale de la bancarrota, los fondos de mi donación se pierden y sólo gracias al empuje del visionario ministro de educación, Daniel Filmus, Educar renació de sus cenizas y empieza ahora a ser un éxito. ¿Pero cuál es la diferencia entre Argentina y Chile? Que en Chile los “Daniel Fimus”, los funcionarios que aman a su país y construyen su futuro, son la regla, mientras que en la Argentina son la excepción.

La Argentina de Kirchner puede optar por el modelo chileno o por el venezolano. Parece tener ministros de las dos tendencias. Espero de todo corazón que opte por el modelo chileno. Todos los latinoamericanos que crean que la opción es el neoliberalismo corrupto o las pseudodemocracias populistas se equivocan, porque hay otra opción, que se llama Chile, y que no fue construida por Pinochet como dijo alguno en un comentario, fue construida por Allende y su equipo, que volvió al poder con gente como Fernando Flores y segundas generaciones como Michelle Bachelet.

Cuando tenía 13 años fuí a gritar “arriba la izquierda, viva Chile mierda” a la embajada chilena luego del golpe de Pinochet. Hoy leyendo las críticas en mi blog lo vuelvo a gritar. Allende era un demócrata socialista que murió luchando por los intereses de su país. Allende, Lagos, Bachelet, inclusive el uruguayo Tabaré Vazquez, son modelos a seguir. Morales, Ollanta y Chávez son modelos a evitar. ¿Y Kirchner? Como comentó uno, Kirchner da en el palo (expresión argentina que quiere decir que no es gol, pero casi).

Publicado el 4 mayo, 2006