Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


Hugo Chávez es simplemente… un Chanta

Hay un tema recurrente en los medios argentinos, y especialmente con elenamoramiento con Hugo Chávez, y es la idea de culpar a los extranjeros de los penosos resultados obtenidos por la Argentina durante las últimas décadas.

Leo críticas y ataques a los españoles y a sus multinacionales, a los norteamericanos y a las suyas. A los europeos, en general, se les critica por temas demagógicos, como la papelera del río Uruguay, y simplemente me da pena ver lo perdido que está mucho del público argentino que cree que son los de afuera y no los propios argentinos los que hundieron al país.

Para mi, la situación es clara: la culpa de que a la Argentina le vaya tan mal la tienen nada más y nada menos que todos los argentinos en mayor y menor grado, yo incluido, que fuí embajador plenipotenciario y traté de ayudar, aunque poco pude hacer por el país (fracasé especialmente tratando de convencer a Cavallo que devaluara de una manera controlada y ordenada). Es absurdo culpar a los españoles, a los ingleses, a los norteamericanos, a los chilenos, o a todo el que le va bien en el planeta, por el hecho que a la Argentina le haya ido tan mal históricamente. De que sea el único país des desarrollado del mundo. La Argentina debería estar tan bien como Australia, un país del hemisferio sur increiblemente desarrollado, justo y rico. Si no lo está es porque los argentinos simplemente eligen mal a sus líderes y no saben integrarse al mundo de una manera productiva.

Últimamente leo sobre el acercamiento de la Argentina al petrodictador Chávez y me parece que pasar del neoliberalismo fanático de Cavallo y Menem de los 90 al Chavismo actual, es otro ejemplo más de como la Argentina nunca encuentra el justo punto medio. La Argentina pasa de tener la inflación más alta del mundo con Alfonsín a la más baja del mundo con Menem; de tener el crecimiento más bajo del mundo con De la Rúa al más alto del mundo con Kirchner; de adorar a las multinacionales con Cavallo a despreciar a las multinacionales con Kirchner; de ser uno de los mayores exportadores de comida del mundo a tener ciudadanos que verdaderamente pasan hambre; de tener la deuda más grande del mundo en desarrollo a tener la bancarrota más grande de la historia de la humanidad (tres veces el tamaño de la bancarrota de Enron). La Argentina vista desde afuera parece un país sin personalidad, víctima de todas las modas internacionalistas que circulan por ahí, amante de los extremismos, incapaz de seguir una política prudente, basada en las instituciones, una política moderada incertada en la realidad mundial.

Ahora si, de una cosa podemos estar seguros, y es que si hoy la mayoría de los argentinos gustan de Chávez, dentro de unos años –cuando el modelo Chavista reviente porque baje el precio del petróleo y Chávez no tenga petrodólares y lo saquen a patadas de su país, como los argentinos despidierion a De la Rúa–, rápidamente irá este dictador militar disfrazado de demócrata al panteón de los “odiados por los argentinos”, junto a Menem, Cavallo, y muchos otros angeles caídos. Una de las grandes diferencias de Argentina con las democracias maduras es que en la Argentina no está el país dividida entre, digamos, conservadores y progresistas, sino que es la misma gente la que es capaz de simpatizar con el neoliberalismo durante unos años y luego con el Chavismo otros, porque si no ¿cómo se explica que en los años 90 el 70% de la gente apoyaba la convertibilidad que unia el peso al dolar y ahora el 70% de la gente apoya a Chavez vs USA?. ¿Cuándo vamos a dejar los argentinos de ser eternos adolescentes políticos que un día nos hacemos alternativos, otro punk, otro bushistas (padre), otro ecológicos y otro….chavistas?

Para mi la Argentina tiene que mirar a España y a Chile como ejemplos, países que eran muy pobres y que están saliendo de la pobreza con apertura, respeto a los extranjeros en un mundo globalizado, manteniendo la mejor relación posible con todos alrededor del planeta y aceptando la inversión extranjera como uno de los pilares del crecimiento, siempre que respete sus leyes. ¿Cuál es el símbolo del continuo error político argentino? El peronismo. ¿Qué es ser peronista? Básicamente, es adorar a un señor por quien es y no por lo que opina, ya sea Menem o Kirchner, presidentes igualmente populares, igualmente peronistas, pero que moldean al país según las modas de la década: los 90’s con el neoliberalismo y ahora el Chavismo.

¿No le da verguenza a Kirchner ser el ayudante del payaso de Chávez, que curiosamente en muchas cosas como su amor a la televisión, se parece a Menem? ¿No se da cuenta Kirchner que no hay otra manera para salir adelante en este planeta que llevarse bien con las democracias exitosas y lograr crear un ambiente atractivo para que argentinos y extranjeros quieran invertir en el país y haya empleo y riqueza para todos? ¿Realmente cree la mayoría de los argentinos que la Argentina va a salir adelante de la mano de un país cuyo producto bruto es ínfimo comparado con el de Argentina?

Veo la foto del inmigrante alemán Kirchner junto a Evo Morales y Chávez, tratando de pasar por indigenista y me recuerda al otro extremo, al de Menem jugando al tenis con su gran amigo Bush padre y queriendo ser gringo. ¿Hay que ser extranjero para ser argentino? Y cambiando de óptica, desde el punto de vista venezolano me parece increíble que la mayoría de los ciudadanos de Venezuela voten a un demagogo gastador que se dedica a despilfarrar el dinero de los venezolanos ayudando a ciudadanos de Estados Unidos y de Argentina, cuando su propia población tiene un producto bruto que es de $6000 por año y a los que él ayuda, como la Argentina de $14.000 y Estados Unidos de $43.000 (Chávez llegó a regalar petróleo a los pobres de USA).

Sí. Chávez es claramente peronista. Chávez es otro señor que le gusta que lo adoren, pero también como Perón, Menem y ahora Kirchner son líderes “vivos” (listos) pero no inteligentes, incapaces de entender la complejidad del mundo, pero hábiles como para engañar a sus pueblos que parecen estar siempre listos para cantar la macarena política de turno. Si, es verdad que Estados Unidos comete enormes errores internacionales, entre ellos invadir Irak, pero yo le pregunto a la gente que admira hoy a Chávez en Buenos Aires, si la opción fuera emigración o muerte como me ocurrió a mi en mi adolescencia, a dónde irían el resto de sus vidas ¿a Caracas o a Miami? La crítica constante a Estados Unidos es proselitismo puro.

Personalmente, creo que el modelo norteamericano tiene muchas injusticias, pero se que Estados Unidos es directamente “comunista” si se compara su distribución de ingreso con la de Venezuela donde, como en China, se habla de izquierda pero se vive de derecha (se puede comparar coeficientes GINI de USA con el de Venezuela y el de China y ver quien es más comunista si comunista quiere decir ingreso bien distribuido y no dictadura del proletariado). En el mundo no hay recetas mágicas y los países exitosos tienen mucho en común. Son pragmáticos y saben que el éxito es siempre complejo y requiere mucha educación,, mucha tolerancia y poco enamoramiento a las recetas mágicas basadas en el odio. Si la Argentina logra ser Venezuela, el argentino medio será 60% más pobre y unos poco matones controlarán el país ¿es ese el objetivo?

Publicado el 6 julio, 2006