Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


Guerra Preventiva que Funciona

Algunas elecciones son fáciles de tomar. ¿Prefieres la democracia o la dictadura? ¿El aire limpio o la polución? ¿ La educación o el analfabetismo? Sin embargo, algunas otras elecciones no son tan fáciles. Aquí va un ejemplo: ¿qué prefieres, petróleo a 30 dólares el barril o 100 dólares el barril? Si tienes un coche está claro que preferirás el petróleo a 30 dólares el barril. Pero mirando el tema desde una perspectiva más profunda y no desde el bolsillo, los beneficios de un barril de petróleo a 100 dólares son muchos. Por ejemplo, habría mayor inversión en energías renovables, menos atascos, menores emisiones de carbono, mayor venta de coches de bajo consumo y un mayor uso del transporte público.

Ahora bien, uno de los problemas que tenemos en este planeta es que cuando el petróleo alcance los 100 dólares por barril, algunos personajes de dudosa reputación se harán ricos, muy ricos. ¿Quieres ver al Rey Abdullah de Arabia ganar más billones? ¿Y qué tal a Vladimir Putin? ¿Hugo Chávez? ¿Muammar Khadafi? ¿Mahmud Ahmadinejad? Así que antes de dar más de tu dinero a estos líderes, aquí les muestro un nuevo modelo de guerra preventiva que funciona.

Es muy simple. Se ha hecho en el pasado y realmente funciona: impongámonos en Europa y en USA un impuesto de hasta 50 céntimos de euro o dólar por litro, de manera progresiva para que no afecte de manera tan rápida las finanzas personales de cada uno. Digamos que aumentamos 10 céntimos por litro cada semestre y dejamos que Europa y USA manejen el precio de la gasolina en las estaciones de servicio. De esta manera, lograremos el objetivo de reducir el consumo, el precio del petróleo bajará y nosotros nos quedaremos con la diferencia para hacer con ese dinero lo que mejor nos parezca. Esta política es especialmente util para cuando el precio del barril baja, el aumento lo nota la gente pero si el precio del barril baja y el gobierno crea un fondo para energías alternativas ahí esta política es menos dolorosa.

Con una política de esta naturaleza seríamos capaces de invertir en proyectos que realmente necesitemos y evitaremos que nuestro dinero vaya a los bolsillos de dictadores o de personajes de dudosa trayectoria y reputación. Personalmente, creo que esto es una guerra preventiva que funciona.

Publicado

Publicado el 8 mayo, 2006