Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


El Terrorismo Islámico vs. Israel y Estados Unidos Vistos desde España

Un lector español de este blog me pidió que comentara mi visión sobre lo que pasa en Medio Oriente. Lo voy a hacer en dos partes. La primera comenta sobre cómo veo que la cultura española trata con otras culturas que en algún momento consideró enemiga y que aún en cierto modo desprecia. La segunda habla sobre mi visión sobre de la política israelí y estaounidense.

Muy poca gente en Estados Unidos apoyan a Hezbollah, Hamas y Al Qaida. En España en cambio estas tres organizaciones terroristas tienen bastante apoyo entre el público en general que considera a la mayoría de los musulmanes víctima de Estados Unidos e Israel. En este país mucha gente ve a Israel no como la patria del pueblo judío ahí establecido desde hace milenios sino como un grupo de invasores europeos que no tendrían que estar ahora en Palestina. Personalmente creo que esta visión muy anti israelí es históricamente errónea y como judío me entristece ver tanta gente que así piensa. Para mi el punto de vista razonable es Oslo, dos culturas, dos países. Pero como mi actitud en general es de tratar de entender a los que piensan diferente voy a tratar de explicar desde mi punto de vista como veo el conflicto. Es decir desde el punto de vista de una persona de origen judío (y digo origen porque no soy religioso) que vivió un tercio de su vida en Argentina, un tercio en USA y un tercio en España. Espero que mi visión de judío errante pueda aportar algo al debate sobre el tema de Medio Oriente en España.

Primero voy a comentar que en general España es un país de prejuicios históricos internos y externos de origen curioso y lamentablemente muchas veces orientados a naciones que personalmente admiro. En España por ejemplo hay mucho negativismo hacia Francia, país cuyo idioma hablo, de donde viene mi esposa, que visito frecuentemente y del cual creo que en algunos temas como ciencia, tecnología y cocina España bastante que aprender. ¿Por qué existe esta visión negativa? Sorprendentemente la respuesta que escucho frecuentemente es porque Francia invadió España hace 200 años cosa que me resulta simplemente increíble de entender. A los argentinos por ejemplo nos encanta España y España sale en las encuestas como el pueblo más querido de los argentinos. Parece que en estos temas la larga invasión española poco afecta la visión del argentino hoy. Luego está el desprecio de muchos españoles a Estados Unidos, otro país que admiro y otro país con el que España tuvo guerras y conflictos históricos. En España hay un sentimiento muy fuerte contra Estados Unidos que va más allá de las equivocadas políticas del gobierno de Bush. Es otro prejuicio histórico, como el francés. Y por último está el tema de Israel en el que se mezclan otros viejos odios, en este caso el antisemitismo histórico de España, un conflicto fraternal porque históricamente España fué el país de Europa que más judíos tuvo pero lamentablemente que al mismo tiempo el país que más esfuerzo hizo para renegar de su origen judío. En España mucha gente tiene antepasados judíos (en 1492 antes de su expulsión los judíos eran más del 10% de la población). Es probable que el propio presidente de gobierno, Zapatero sea de origen judío ya que los apellidos asociados con las profesiones muchas veces lo son. España es hoy un país con menos de 20 mil judíos ciudadanos españoles que nos declaramos como tal pero que al mismo tiempo tiene una enorme población de origen judío, verdad que siglos de inquisición no pudo borrar. Pero más allá de este paradójico odio fraternal como judío también debo reconocer que la erronea política del gobierno israelí de los últimos años hace que inclusive españoles que no eran especialmente antisemitas sean ahora anti israelíes. Es con este tema que tengo yo, personalmente, un verdadero conflicto, porque aunque apoyo totalmente el derecho a Israel de tener un país cuyas fronteras sean las del acuerdo e Oslo junto a un país Palestino me horrorizo de los enormes errores e injusticias que está cometiendo Israel últimamente. Este rechazo lo he sentido especialmente en las últimas dos invasiones de Gaza y Líbano como respuesta a los ataques de Hamas y Hezbollah. No es que no entiendo que es terrible ser Israel y que te tiren cohetes y maten civiles desde los territorios palestinos y Líbano, (cohetes que paradójicamente han matado a muchos miembros del 20% de ciudadanos israelíes que son musulmanes). También entiendo que es terrible ser Estados Unidos y que te destrocen las torres gemelas y maten a miles de personas un soleado dia de septiembre cuando menos te lo esperas. Pero el problema que veo yo aquí es que el terrorismo (y en eso España para mi si es una historia de éxito con respecto a como se trató y trata el tema de ETA), es un problema que no se soluciona con bombardeos e invasiones. No se puede decir que bombardear está bien pero poner bombas está mal. La violencia engendra la violencia. Si yo fuera Israel pensaría en cómo disminuir la posibilidad que me ataquen. Para esto hay que encontrar como implementar Oslo y crear un verdadero país Palestino y luego enfocarse en aislar a las organizaciones terroristas que se opongan a ello por querer la destrucción total del estado de Israel. Para esto también hay que obligar a los colonos de Cisjordania a que se vayan de sus asentamientos y aislar a Hamas y dejarlo sin excusas para firmar la paz. Los judíos pueden vivir en paz con los musulmanes. Para mi la prueba más grande de esto es que el 20% de los ciudadanos israelies son palestinos y que aunque cueste creerlo de los miles de atentados cometidos por palestinos hacia judíos ninguno de estos han sido cometidos por palestinos que viven en Israel.

La clave del éxito de las organizaciones terroristas como Hamas es conseguir reclutar jóvenes furiosos. La política de Israel de los últimos años, así como la invasión de Irak por parte de Estados Unidos han hecho muy pero muy fácil para las organizaciones terroristas de Medio Oriente encontrar a jóvenes furiosos. Inclusive han hecho que en Europa jóvenes furiosos musulmanes afincado hace años en Madrid o Londres asesinen masivamente a ciudadanos de países europeos que apoyaron estas políticas (no justifico a los terroristas solo trato de explicar su comportamiento). Las políticas de las democracias contra el terrorismo debe ser la promoción de un ambiente en el cual se engendre la menor cantidad de gente furiosa posible. Antes del 11 de septiembre Al Qaida era una organización marginal de gente furiosa, en este caso furiosa, rica y bien educada (Mohamed Atta, etc). Pero después de años de invasión y matanzas de civiles en Irak Al Qaida está más fuerte que nunca. Pasó de ser una organización terrorista a ser casi un movimiento de liberación y todo gracias a Estados Unidos cuya ocupación de Irak fué un enorme error estratégico. Mucha gente en España de filo antinorteamericana cree que el liderazgo republicano de Estados Unidos está conforme, contentos casi, con la invasión de Irak. Mi comentario sobre esto es que luego de charlas con miembros del gobierno de Bush he llegado a la conclusión de que están simplemente equivocados y no tengo duda que si Bush supiera lo que iba a pasar en Irak, no hubiera invadido este complicado país. La invasión de Irak se ha transformado en un verdadero desastre para la administración de Bush, un fracaso político, económico y diplomático que le ha llevado a una popularidad bajísima en las encuestas y le costará muchos votos en las elecciones parlamentarias el próximo noviembre. Es por todo esto que cuando veo a Israel bloqueando navalmente al frágil Líbano, país que visité hace no mucho (fuí navegando desde Menorca hasta Beirut en mi velero y pasé unas hermosas vacaciones ahí), bombardeando el aeropuerto de Beirut acción que enfurece a todo Líbano, pienso en que está cometiendo exactamente el mismo error que Estados Unidos. Israel está logrando que Hezbollah termine siendo otro movimiento de liberación cuando hasta hace poco era un grupo marginado con poco poder en Líbano país que justamente no tiene disputas territoriales con Israel.

El problema para un judío como yo que vive en España ahora y que rechaza la mayoría de la política exterior de Israel es muy complicado porque aunque estoy en contra de las decisiones del gobierno de Israel apoyo 100% el derecho de Israel a existir como país. Mi preocupación viene porque al criticar Israel siento que ayudo al campo de gente que, junto a Hamas quiere como decía una popular canción en árabe que se escucha en los territorios palestinos “echar a todos los judíos al mar”. Exterminar a los judíos de Israel cosa que con el armamento nuclear por parte de paises como Irán se hace cada vez más factible. Para mi la paradoja de Israel es que fué un país creado para encontrar una patria segura para los sobrevivientes del Holocausto (los muertos en el holocausto son aproximadamente la misma cantidad de judíos como los que hoy viven en Israel) pero el único sitio en el mundo donde veo que puede llegar a ocurrir otro Holocausto es un Holocausto esta vez nuclear en Israel. La posibilidad de que Irán le pase una bomba atómica a Hezbollah en los próximos 20 años es significativa y es por eso que creo que echarse a todo Líbano en contra siendo la mayoría de los libaneses no simpatizantes de Hezbollah es una estrategia equivocada por parte de Israel. Líbano es un país bastante democrático, abierto, es un país que tiene mucho que enseñar a Israel porque luego de una guerra sangrienta entre cristianos y musulmanes en la que murió el 7% de la población (unas 200.000 personas o 10 veces más que entre palestinos e israelies) se logró una verdadera paz entre estas dos comunidades. Luego de pasar un verano en Beirut creo que es un enorme regalo para los reclutadores de Hezbollah que Israel haya decidido bombardear Beirut. Pero así como los europeos no votamos en las elecciones norteamericanas que tanto afectan nuestra política exterior los judíos de la diáspora no votamos en las israelíes así que más que sufrir en mi blog poco puedo hacer al ver que un país que podría ser una isla de democracia en un mar de tiranías se comporta en su política exterior de una manera absurdamente autoritaria y aumenta sus posibilidades de fracasar. Hezbollah, Hamas y Al Qaida eran enemigos complicados, el retraso de la creación del país Palestino y la invasión de Irak los están haciendo enemigos formidables.

Publicado el 23 julio, 2006