Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


Bush, Fidel Castro y la tortura en Cuba

Leí sobre el rechazo del presidente Bush a los pedidos de la Unión Europea, de organizaciones internacionales y de Derechos Humanos para que deje de torturar en Guantánamo y pensé qué paradójico que en la Isla de Cuba existan ahora dos torturadores: Fidel Castro y George W. Bush. Estos dos señores –que supuestamente se odian– han encontrado una gran afinidad en el maltrato de sus opositores. Fidel Castro maltrata y tortura, y George W. Bush también lo hace. Resulta más probable que Fidel Castro maltrate a la gente en su país, pero, ¿por qué George W. Bush y su gente torturan en Cuba?

El razonamiento es el siguiente: en 1903, Cuba cedió a Estados Unidos el territorio donde se encuentra la base militar de Guantánamo por tiempo indefinido. Pese a la ocupación estadounidense, la soberanía se mantuvo en manos de Cuba, es decir que la legislación penal y civil de Estados Unidos no es aplicable a este territorio y sus tribunales no tienen jurisdicción sobre el mismo. Estados Unidos carece de limitaciones para regular las actividades desarrolladas dentro de la base y las mismas tampoco están sujetas al Derecho Internacional, ya que Estados Unidos no es Estado Parte de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles (1984 y Protocolo Facultativo del año 2003).

Estados Unidos encontró un hueco, un espacio o limbo jurídico perfecto para ejercer su represión sobre los prisioneros de guerra (principalmente capturados en Afganistán), y se protege bajo el argumento de la guerra contra el terrorismo.

En síntesis: Estados Unidos tortura en Guantánamo porque allí siente que lo puede hacer, aplicando las leyes que quiere (no las de Estados Unidos). Frente al argumento de violación de Derechos Humanos responde que se encuentra en el marco de la guerra contra el terrorismo y que además no ha ratificado las leyes del Derecho Internacional Público. Personalmente, creo que esto descalifica a Estados Unidos a la hora de criticar otros regímenes como, por ejemplo, el de China o Cuba. Hay otro basta ya, y es el de Guantánamo.

Publicado el 21 febrero, 2006