Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


Nacionalismos, Terrorismo e Inseguridad o la cortina de humo en España

Resumen: Lo que lo que la gente cree en España que son los problemas más serios de este país no lo son, y viceversa.

Vivo en España desde 1995. Lo hago por amor, lo digo en serio. Me encanta este país. Renuncié a la nacionalidad estaounidense para tener la española, y debo ser el único Pero habiendo dicho esto, creo que si España no cambia algunos temas claves, los 20 años posteriores al 2010 van a ser mucho peores que los 20 años anteriores. Pero no por lo que la gente cree, sino porque España no solo tiene un problema de fondo sino uno de forma. Es decir, lo que la gente cree que son los grandes problemas de España, tal como son reflejados por los medios, en realidad no son tan graves. Pero los que sí lo son reciben poca atención, y sin un buen diagnóstico no se puede curar la enfermedad.

Empiezo por lo que los medios creen que son los grandes problemas de España: los nacionalismos, el terrorismo y la creciente inseguridad; y seguiré por los que opino que sí son los verdaderos problemas de este país, pero que no reciben el esfuerzo que su solución reclama.

Los nacionalismos no son un serio problema. Aunque se hable de que este es un país con muchas culturas, y puede ser que lo sea, España es curiosamente un país muy homogéneo en sus dificultades. Las actividades económicas de Cataluña y Madrid son curiosamente muy parecidas, y las dos “capitales” de España sufren las mismas penas: La falta de oportunidad, de creación de empresas y el nivel de paro es el mismo. El tema de los nacionalismos es una cortina de humo, algo histórico que levanta emociones pero que poco afecta al día a día. Si España realmente tuviera culturas realmente tan diferentes, los resultados económicos serían diferentes, pero no lo son. Estudiando la realidad cotidiana de Madrid o Barcelona se diría que están claramente en el mismo país. En Italia en cambio, sí que está claro que el nivel de renta entre el norte y el sur es muchísimo más diferente. Ahí se puede hablar de culturas diferentes entre Torino y Palermo, o Milán y Roma, y todos hablan italiano pero a la hora de hacer las cosas las hacen de maneras muy diferentes. En España la diferencia es más de idioma que de cultura. En Italia es al revés. Además, el tema de los nacionalismos españoles se va a agotar, porque como los nacionalistas casi no tienen hijos (la natalidad de la población nativa española es bajísima). Dentro de 30 años el tema del nacionalismo será menor comparado con el de la adaptación del inmigrante y la España cosmopolita y multicultural en todas las autonomías.

El terrorismo no es un serio problema. Más allá del atentado de Atocha que si fué terrible (y no ETA) el hecho que ETA haya matado a unas 900 personas desde 1959 no se puede llamar un serio problema, y digo esto con todo el respeto a las familias de los familiares asesinados y sabiendo que cada asesinato es un horror. Pero en términos de dimensión, el tema ETA es absolutamente desproporcionado, y tapa otros mucho más serios a nivel impacto societario. Ejemplos: España tiene el 20% de todos los cocainómanos de Europa. El consumo de drogas y de adicciones aquí cuadruplica la media europea. También, en España una buena campaña de educación vial logra que se muera menos gente en un año que en toda la historia de ETA (las muertes anuales bajaron de 5000 por año a 2500 aproximadamente). Sin embargo, el terrorismo es el pan de cada día de los medios españoles.

La inseguridad tampoco es un serio problema. Últimamente está muy de moda escuchar el tema de la inseguridad y los inmigrantes, y aunque es verdad que España es más insegura que antes, este país tiene una de las tasas de homicidios más bajas del mundo. España no es insegura en general, o la inseguridad no es uno de los grandes problemas de España, aunque también llena los medios de tenebrosos contenidos.

Entonces, ¿cuál es el problema más grande de España?: La falta de oportunidad de sus ciudadanos.

El síntoma es obvio, un desempleo de un 20% el doble de la media europea y del 40% entre los jóvenes.

¿Pero cuáles son sus razones y ramificaciones? Aquí va una lista.

España sufre de:

Una educación desconectada con la economía del país, una baja tasa de creatividad científica y empresarial que resulta en poca innovación y poca creación de empleo, sueldos miserables debidos a la falta de nuevas empresas y falta de inversión de las viejas (Telefónica tiene márgenes del 40% y un regulador que no le exige invertir) esto produce una sobre oferta laboral y falta de demanda.

También una vivienda carísima e inaccesible para el trabajador medio, unas leyes hipotecarias increiblemente duras para el deudor que hacen que millones de españoles estén presos en sus viviendas y no puedan aceptar trabajo donde lo hay (en USA las deudas hipotecarias no son personales) una política inmigratoria enfocada en atraer al trabajador que menos conocimientos tiene en vez de atraer a los inmigrantes líderes inversores y generadores de empleo, un confuso sistema criminal en el que el 55% de los nuevos presos son extranjeros y estos en vez de enviarlos a sus paises se les hace cumplir condenas aquí y luego a la calle sin papeles, un enchufismo generalizado opuesto a una meritocracia, demasiados niveles de gobierno, número de funcionarios inflado y con privilegios como nunca poder ser despedidos en un pais donde una persona de cada cinco no tiene trabajo, una mala ética hacia el trabajo en general (como si fuera una condena de la que hay que librar al ciudadano), un alto consumo de drogas de todo tipo que en muchos casos están asociados a la falta de ocupación, un excesivo amor por el gobierno y un desprecio generalizado por la empresa.

¿Qué necesita este país? Una serie de cambios que ni el PP ni el PSOE quieren implementar. Porque con la pirámide generacional invertida hay poca probabilidad de venderle ideas nuevas a votantes viejos. No vale la pena arriesgar. De ahí mi pesimismo. ¿Cómo se van a arreglar los problemas de fondo si de lo que se habla a diario en este país es una cortina de humo y los líderes se quedan en ese discurso?

Publicado el 4 noviembre, 2010