Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


La cultura de la verdad, la cultura de la mentira…y el sistema bancario

Los anglosajones viven en la cultura de la verdad. Los latinos vivimos en la cultura de la mentira. Esto no quiere decir que en el mundo de los negocios en USA no se mienta, ni que aquí no se diga la verdad. Quiere decir que mentir se ve como un acto más grave en la cultura norteamericana que en la nuestra. Y lo siento, pero este tema no estoy dispuesto a debatirlo con ningún comentarista que no haya pasado por lo menos 10 años de su vida en USA, porque si no vamos a perder el tiempo. En España, Estados Unidos tiene tan mala prensa, que sólo alguien que se educó en USA y vive en España está capacitado para debatir el tema. En ese caso creo que estaría de acuerdo conmigo en que mentir está considerado algo mucho más grave en USA que en España. Luego de haber vivido un tercio de mi vida en Argentina, un tercio en USA y un tercio en España, tengo muchas anécdotas de mi vida empresarial sobre este tema. Sobre como en Argentina la mentira es moneda corriente, en España se tolera y en USA se lucha contra ella. Pero no quiero perder el tiempo con ellas sino ir al grano con un tema concreto, y es el de la crisis financiera actual y el valor de la sinceridad.


¿Por qué ahora mismo el Banco Santander vale casi lo mismo que Citigroup, que es mucho más grande? Porque el Banco Santander opera en la cultura de la mentira y el Citigroup opera en la cultura de la verdad. Y lo mismo vale para todos los bancos norteamericanos y los españoles. Porque el Banco de España no le ha pedido a Botín y sus colegas que se bajen los pantalones. Porque España es un club en el cual es mejor tener amigos que decir la verdad, y la verdad es que las carteras de préstamos inmobiliarios e industriales españoles e internacionales en manos de bancos españoles no están mucho mejor que las norteamericanas.

Pero habiendo dicho esto, voy a poner nerviosos a mis lectores con tendencias más anglosajonas y voy, con la ayuda de Steve Forbes y por un momento, a argumentar que quizás en este caso es mejor seguir con la mentira. Recomiendo leer este artículo de Steve Forbes en el Wall Street Journal para entender su punto de vista. Según el, la cultura de la verdad es curiosamente la culpable del daño al sistema financiero norteamericano.

Todos sabemos que hay veces que mentir preserva instituciones valiosas. Por ejemplo, quién sabe cuántos matrimonios se han salvado por una mentira. Es más hay, algunos que comentan que la cultura de la sinceridad aumenta la tasa de divorcios en USA. “Honey, I have something I have to tell you” es el principio del fin de muchas parejas. En España estos ataques de sinceridad, suicidas a nivel matrimonial, son menos comunes. El resultado a nivel societario no es malo. Y si uno lee entre líneas el artículo de Steve Forbes se puede interpretar que lo que está hundiendo al sistema bancario norteamericano es otro ejemplo de la cultura de la sinceridad… suicida. El argumento principal de Steve Forbes es que la manera en la que obligan a los bancos a determinar cada mes cuánto vale su cartera de préstamos es demasiado sincera, es contraproducente al ser tan veraz y el resultado es catastrófico. Según Forbes:

Regulators and auditors kept pressing banks and other financial firms to knock down the book value of this paper, even in cases where these obligations were being fully serviced in the payment of principal and interest. Thus, under mark-to-market, even non-suspect assets are being artificially knocked down in value for regulatory capital.

Lo que está pidiendo Forbes sin confesarlo es que USA se pase a la cultura de la mentira, a no juzgar a todo con el precio de mercado. Está diciendo que se puede no pedirle a los banqueros que valoren sus activos a precio de mercado de préstamos, que se puede hacer lo que se hace en España para crear una sensación que la banca está mucho mejor que lo que está. Que es mejor pasarse a criterios contables más abstractos sobre las posibilidades de cobro de la cartera de préstamos.

¿Cuál de los dos sistemas es mejor en este caso? ¿La verdad o la mentira? Si España vuelve a crecer y las carteras bancarias que son a 10 años o más recuperan su valor, va a quedar claro que el sistema español era el mejor. Ahora, si el deterioro de la cartera pasa un cierto nivel y los bancos españoles se transforman en una ficción, si la gente se cansa de la mentira y les retira sus depósitos, entonces se verá que la cultura de la mentira era mucho peor. Creo que es temprano para saber cuál sistema es mejor, pero me inclino por el norteamericano. No creo que lo que estemos viviendo, como dice Steve Forbes, sea un problema de contabilidad. No creo que el sistema español sea mejor. Opino en cambio que el problema es que crecimos mucho durante varias décadas, pero era un crecimiento falso basado en el endeudamiento y ha llegado el momento de la verdad, y en USA se reconoce y aquí se niega. Y no solo en España. La verdad es que a nivel global no tenemos como pagar todo lo que pedimos, y esto se ve reflejado en el valor de las acciones de los bancos de todo el mundo. Recordemos que un banco que no recibe un 90% de lo que prestó igual está quebrado. Los bancos solo sobreviven si reciben “casi todo” lo que prestaron. Los bancos norteamericanos casi no valen nada. Los españoles siguen valiendo pero creo que pronto irán en la dirección de la sinceridad.

Recomiendo este artículo que me pasó Rodrigo Tejeiro, fundador de Sonico. El argumento general es que los bancos europeos, no sólo los españoles, están en una situación pavorosa porque prestaron enormes cantidades de dinero a economías que están devaluando sus monedas contra el euro y el dólar.

Publicado el 30 septiembre, 2010