Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


Gringos, los “Ilegales” de España

He creado 3 empresas de tecnología en España: JazztelYa.comFON. En total, estas compañías han empleado aproximadamente 2.000 empleados, en su mayoría españoles. Pero en ocasiones necesité contratar extranjeros, y encontré entonces diversas complicaciones. Especialmente cuando se trataba de estadounidenses.

Cuando he tratado de contratar ciudadanos estadounidenses me vi forzado a hacerlo de forma “semi legal”. La única forma posible que encontré es esta: contratarlos en Estados Unidos y pagarles allí, pero que ellos pasen la mayor parte del tiempo en España.

Esta solución si bien no es ilegal, no es del todo legal. Es lo que se llama en inglés un “loophole”: cuando hay un pequeño error o vacío en la ley que permite hacer algo que de otra forma sería ilegal. Lo que pasa es que España tiene controles bastante laxos en cuanto a las entradas y salidas del país, y esto hace que sea muy fácil para un ciudadano de Estados Unidos estar ilegal en España.

Más allá de la anécdota y las complicaciones para la empresa, lo que me cuesta entender es por qué el gobierno permite que sea relativamente fácil contratar y traer empleados latinoamericanos, por ejemplo, pero hace tan difícil la contratación de empleados estadounidenses. He podido tramitar las visas para trabajadores latinoamericanos, pero he tenido que llegar a esta extraña solución para poder contratar americanos.

Y lo peor es que no es sólo por el tema de las visas sino que también implica una descarada discriminación. Un argentino que ha sido residente legal español por dos años, puede pedir la ciudadanía. ¡Pero este plazo aumenta a diez años en el caso de los estadounidenses! Además a los norteamericanos luego de 3 meses no se les deja conducir legalmente en España y se les obliga a estudiar de nuevo su permiso de conducir cosa que no es así para un latinoamericano. Dejar a un ciudadano sin conducir o enviarlo a una escuela con adolescentes a los 35 años es otra traba más para impedir que vengan a España.

En el caso de empresas como FON, esta realidad tiene repercusiones negativas. Si bien encontramos una solución, se nos hace muy engorroso contratar empleados norteamericanos que quieran vivir en la semi ilegalidad, conducir ilegalmente, etc y al final no vienen porque tienen muchísimas otras opciones. Y es muy difícil construir una empresa en tecnología sin este tipo de trabajadores altamente calificados. Lo que pasa con los norteamericanos es que muchas veces son solo ellos que tienen conocimientos sobre alguna pieza clave que hace falta para formar una empresa de altas tecnologías. Francia, Alemania, Reino Unido, Irlanda y otros tienen muy claro el problema y dan visas a norteamericanos con mucha facilidad. En España esto es prácticamente imposible. En general encuentro que en España no solo hay un clima antinorteamericano absurdo en los medios, la prensa sino que además en la legislación. Los únicos españoles que parecen hablar bien de Estados Unidos son los que estudiaron ahí. Personalmente pienso que es absurdo en este caso mezclar la política con la vida diaria. Es difícil construir empresas de altas tecnologías sin tratar con norteamericanos. El gobierno español debe dejar de discriminar contra los norteamericanos.

Publicado el 28 marzo, 2007