Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


Los principios de Educ.ar

1. Existimos porque estamos convencidos de que con Internet se enseña y se aprende mejor.

2. Durante 500 años la mejor tecnología para estudiar fue el libro de texto. Ahora es Internet.

3. Educ.ar es el gran apoyo del estudiante fuera de clase. Ahí encuentra lo que necesita para estudiar. Incluso podría llamarse estudiar.com. Si algo que ponemos en educ.ar no sirve para estudiar, no tiene que estar en el portal.

4. Educ.ar complementa la tarea del docente, para ayudarle en su trabajo, para potenciarlo y mejorar como tal.

5. Los libros se leen en el ambiente silencioso de la biblioteca donde cada uno tiene el suyo y trabaja en solitario. Internet, en tanto, permite trabajar en soledad (incluso mejor que con un libro porque el alumno puede personalizar los contenidos), pero también ofrece la posiblidad trabajar en comunidad. La red une a los estudiantes entre sí por materias e intereses comunes, también a los docentes.

6. Educación y cultura no son lo mismo. La cultura es el resultado de una buena educación. Educ.ar no es un portal de cultura, es un portal de estudio, un portal que prepara para la cultura pero no necesariamente debe tener temas culturales.

7. Las acciones de educ.ar pertenecen a todos los argentinos. La donación de Martín Varsavsky, como las de todas las empresas que colaboraron con el portal, se hicieron con el objetivo de educar mejor a una nueva generación de argentinos. No es su propósito entretenerlos, ni informarlos, ni venderles cosas, pues para ello existen muchos otros buenos portales. Educ.ar es el portal de los estudiantes y docentes argentinos en el momento en que estudian y enseñan.

8. Educ.ar se gestiona desde el Ministerio de Educación de la Nación, porque es el ministerio de todos los argentinos, pero el portal tiene que llegar a todas las provincias y con todas las materias que, apoyadas por Internet, creamos que pueden estudiarse mejor.

9. No todo se enseña mejor por Internet. Las obras literarias se leen mejor en papel. En general, no es conveniente leer en la red aquellos libros que se han escrito para ser leídos de corrido, desde la página número uno hasta la última. Cuando alguien en educ.ar crea contenidos debe preguntarse si realmente ese contenido es apropiado para la red. Si no es más didáctico por la red, mejor dejarlo en papel.

10. Educ.ar no tiene que gastar dinero en actividades que no sean puramente educativas con Internet. El tesorero de educ.ar, antes de autorizar un pago, debe que preguntarse “¿a quién ayudo a estudiar mejor con este pago?”. Si la respuesta es “a nadie”, el pago no corresponde.

11. La Argentina está dividida por provincias y cada provincia tiene su currículum. Según esos mismos criterios tienen que estar organizados los contenidos en educ.ar.

12. Educ.ar no es un portal horizontal como sí lo son, por ejemplo, www.elsitio.com o www.terra.com. Educ.ar debe tener una página de inicio que lleve al usuario directamente a donde está su material educativo, sus deberes. Se necesita un mapa de la Argentina y una escala de niveles de estudio. Un estudiante debe poder encontrar con facilidad el material que necesita para estudiar.

13. Si los libros de texto son hoy como un “guión educativo”, educ.ar tiene que ser la “película interactiva educativa”. Si un contenido en educ.ar no tiene algunas de las virtudes de la red, tales como interactividad, enlaces, animación, sonidos, personalización, ¿para qué ponerlo en la red?

14. Imprimir es más caro que comprar material impreso. La mayor parte de los contenidos de educ.ar tiene que ser creada para trabajar en pantalla. No temamos a las pantallas, pues los chicos viven pegados a ellas desde hace 30 años y nadie se ha quedado ciego. No creemos contenidos para ser impresos. La impresión tiene que ser una opción ocasional, no una obligación.

15. En un mundo ideal educ.ar permitiría una mayor comunicación integrada y de vanguardia a través de dispositivos thin clients (palms, notebooks y otras terminales innovadoras) y acceso de banda ancha. Si bien hoy convivimos con PCs desconectadas y CD Roms, la idea es orientarnos al modelo de educ.ar, a través de thin clients y sistemas integrados Ethernet (redes de área local). Aunque ese será el modelo futuro, todavía queda mucho trabajo por delante en torno del plan de conectividad para cumplir este desafío. Mientras tanto, el envío de CD ROMs puede ser una solución.

16. La primera experiencia del docente que se capacita con educ.ar o del alumno que accede a educ.ar tiene que ser especial. Si los nuevos usuarios creen que leen en la red sin ver, sin escuchar o sin sentir que Internet es especial, hemos fracasado.

17. Educ.ar tiene que ser abierto. Quienes trabajen para el portal deben limitarse a editar. Educ.ar debe ser construido por la comunidad. Nosotros somos el grupo editor.

18. Porque Internet personaliza, aprovechemos la red para que cada alumno llegue a donde puede llegar, ofrezcamos siempre la posibilidad de ir más lejos. Educ.ar encontrará a los futuros líderes de la Argentina y al mismo tiempo elevará la media.

19. Licenciemos contenidos del extranjero, aprovechemos las maravillas que ya se han hecho en inglés, francés, alemán, italiano, portugués o cualquier otro idioma.

20. Educ.ar es una vocación. Los sueldos de educ.ar no pueden ser desproporcionados con el sistema educativo. La gente que trabaja en educ.ar lo hace porque ama la enseñanza, no por lo que gana.

21. Educ.ar tiene que incorporar a las provincias, tener centrales de contenidos diseminados, comprar contenidos a grupos y organizaciones dispersas por todo el territorio nacional.

22. Educ.ar es un movimiento internacional. Aprovechemos los contenidos que hay en Chile (www.enlaces.cl o www.ie2000.cl) y aprendamos de sus procesos. Son nuestros socios.

23. Las zonas educativas de educ.ar tienen que ser las materias específicas, no la educación. Los chicos no estudian pedagogía, sino que estudian química, física, astronomía, literatura, y las zonas de educ.ar tienen que reflejarlo. La zona de biología tiene que hacernos sentir biólogos, la de física, físicos, la de literatura, escritores.

24. Si vemos en la red algún contenido o material educativo que nos gusta y sabemos en qué materia y a qué edad habría que enseñarlo, de inmediato debemos tratar de licenciarlo e incorporarlo.

25. Educ.ar es llenar una matriz por provincias, años y materias. Llenarla con contenidos interactivos y con el poder de Internet. Ése es nuestro trabajo.

26. Para el sector universitario educ.ar tiene que ser, antes que nada, una herramienta de publicación. Los catedráticos podrán publicar en educ.ar sin tener que ser auditados por nuestro grupo editor.

Publicado el 7 febrero, 2005