Proyectos

Educ.ar

Artículos por Temas

Fundación Varsavsky
Avenida Bruselas 7, Planta 3
28100 Alcobendas
Madrid, Spain


El blog político de un emprendedor social


Aprendizaje on line vs. Aprendizaje con libros de texto

Aprendizaje en la red (on line) vs. Aprendizaje con libros de texto

1. Los libros de texto requieren tiradas mínimas para ser rentables. Ello hace que se publiquen muchos menos libros de los que podrían publicarse y que aquellos que sí se publican sean menos personalizados de lo que podrían ser. En la red se puede publicar sin considerar el costo del papel y la distribución.

2. Cuanto más pequeño es un país, más probabilidades hay de que los libros de texto hayan sido escritos en otro país, ya que el mercado local no tiene el tamaño suficiente. Con la red pueden publicarse textos de autores locales, más cercanos a la cultura propia de cada lugar.

3. Los libros de texto quedan obsoletos en cuanto se publican. En la red un error se puede corregir, los sitios web pueden mejorarse minuto a minuto.

4. Los libros de texto están hechos con bosques. La red no afecta el medio ambiente.

5. Usar sitios educativos es fácil, leer libros de texto no lo es. Un libro, como tecnología para transmitir conocimientos, es mucho menos intuitivo de usar y lleva muchos más años de aprendizaje que Internet. Para los chicos pequeños, la red es una forma más natural de aprender, porque tiene animaciones, sonidos y se parece más a la realidad en la que viven. Los libros de texto se introducen a los ocho años de edad, con la red se puede empezar a trabajar a los cuatro.

6. Los libros de texto contienen páginas con un orden preestablecido. En la red los sitios tienen enlaces y el estudiante puede recorrerlos a su gusto. Con libros los profesores deben decir de qué página a qué página los alumnos tienen que leer. Con la red los alumnos reciben un correo que el profesor envía mediante una lista global a todos sus alumnos con los enlaces del día o coloca el material en su propio sitio.

7. Podemos pensar a la red como si fuera una gran biblioteca, donde cada vez que entramos tenemos la posibilidad de saltar de un libro a otro, página a página según nos interese. Por eso es que, pese a que la red existe desde hace cinco años y el material impreso desde hace 500, en Estados Unidos, ya muchos estudiantes pasan la misma cantidad de tiempo estudiando en la red que con libros de texto.

8. Los libros son mejores que la red cuando el objetivo es leer de corrido, desde la página uno hasta la última. En ese caso, el libro supera a la red porque es portátil, el papel tiene buen contraste y porque no requiere conexiones ni electricidad. Pero esto no ocurre con los libros de consulta, los libros de texto. Los libros de consulta son caros, pesados, nunca suficientes. El ejemplo extremo es la enciclopedia. Las ventas de enciclopedias han caído de manera significativa desde la existencia de Internet.

9. Los libros de texto son autoritarios, pues el estudiante no puede opinar. La red, en cambio, es interactiva. La red es como un libro en el que se puede escribir y dialogar, no sólo con el autor, sino con otros que están en el mismo sitio. En términos de literatura, la red no es un libro, sino un taller literario. La red crea lectores activos.

10. Los libros de texto son caros, muy caros. En Argentina cuestan alrededor de 22 pesos. En lugar de venderse siete libros por estudiante al año —lo que sería un buen promedio—, se vende menos de uno. No sólo por su costo el libro de texto es un gran fracaso como apoyo a la educación. Ello es así porque tienen mucho material original, diagramas, fotografías y complicados procesos de impresión. La red, en cambio, no tiene costo adicional por página adicional para el usuario ya que ellos no pagan por página leída, sino una cuota por mes. El resultado es que en Argentina se gasta más fotocopiando libros sin pagar derechos de autor que comprado libros. La red hace que los autores sean compensados por las empresas que construyen los sitios y que los internautas tengan todo el material disponible y actualizado cuando lo necesitan.

11. Los libros de texto ocupan espacio, mucho espacio, y sin embargo se hacen obsoletos. La biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, en cambio, entra en una PC conectada a la red. Si tenemos una PC, tenemos la biblioteca. Y si nos gusta algo en especial, lo imprimimos.

12. Hay libros que son eternos: el Quijote, el Martín Fierro. Los libros de texto, sin embargo, son manuales que constantemente cambian. Un libro de medicina de los años 70 ya no sirve, para este tipo de libros es mejor la red porque siempre tiene la última versión.

13. Una computadora portátil pesa menos que un libro de texto y al conectarla a la red nos acerca más material que todos los libros de texto juntos.

14. Los libros de texto no tienen sonido, la red sí.

15. Los libros de texto no tienen animaciones, la red sí.

16. Los libros de texto no tienen videoclips, la red sí.

17. Los libros de texto no pueden evaluar a un estudiante y corregirlo. La red sí.

18. Los libros de texto no pueden saber si están siendo leídos. La red computa el tiempo en que es consultada y puede ayudar a los profesores a ver con qué material enseñan mejor. Un escritor de libros de texto nunca sabrá cuál es el capitulo más leído de su libro, un constructor de sitios sí.

19. Un estudiante que estudia en un sitio educativo puede saber exactamente cuándo un colega, amigo suyo, está estudiando lo mismo en la red. Un lector de libro de texto no.

20. Un estudiante, al estudiar en un sitio educativo, puede conseguir ayuda on line cuando no entiende algo. Un lector de libro de texto no.

21. Un estudiante de idiomas, por ejemplo, escucha el idioma que está aprendiendo y ve directamente la correlación entre la palabra escrita y su pronunciación, algo clave en el aprendizaje de lenguas extranjeras. Un lector de libros de texto no.

22. Un estudiante en la red puede encontrar a otros estudiantes en cualquier lugar de Argentina y, en algunos casos, del mundo y armar grupos de estudio en ese momento. Con libros, los grupos de estudio requieren fijar citas y acordar puntos de encuentro. Curiosamente, éstos no pueden ser en la biblioteca, donde debe trabajarse en silencio.

23. Un estudiante de música tiene que ser muy avanzado para poder leer una partitura y cantar la música. Un estudiante en la red puede escuchar la música sin saber leer y aprender a leer partituras con más rapidez.

Publicado el 7 febrero, 2005